Chris Burns, es asistente del equipo de baloncesto en Bryant University, en Rhode Island, este hombre se ha convertido en el primer entrenador de la NCAA que ha declarado que es gay y sin ningún remordimiento, tal como lo deben de hacer todos. Chris Burns, había mantenido el secreto de que es gay en la Bryant Univ. basketball. En un Outsports exclusivo, el entrenador de baloncesto en Bryant Univ. escribe acerca de las relaciones, el miedo, la comunidad y la búsqueda de su verdad.

Chris Burns relata su experiencia en el deporte, jugó al baloncesto en el instituto NCAA II y una liga semiprofesional antes de dedicarse a entrenador, y sobre todo ocultando su secreto y alejándolo de si mismo, haciendo como si las cosas que oía no le molestaran. En el instituto siempre se decían los típicos comentarios homófobos, el dice que bajaba la cabeza y se centraba en su identidad como buen jugador de baloncesto para no desviar la atención de su identidad secreta.

Chris Burns comenta que en High School nunca sospecharon nada, pero ya en la universidad tuvo su novio Anthony, mantuvieron su relación amorosa pero sin decir nada al público, aunque la homofobia seguía ahí, su temor lo mantuvo oculto lo mas posible para que no sospecharan de el.
Gracias al romance que tenia con Anthony fue a estudiar a Providence College durante un año y luego fue trasladado a Bryant, donde tuvo una carrera universitaria exitosa.
Burns cuenta lo difícil que ha sido mantenerse oculto todo este tiempo, y algo que es muy importante para el es que todo llega en su momento y nunca tenemos que apresurarnos por contarlo a todos, simplemente cuando llega ese momento tu sentirás libertad, alivio y esperanza, y la llegada de la decisión del Tribunal de la Suprema Corte en junio con la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, este fue el momento para el.
Ahora el será uno mas para la inspiración de muchos que son apasionados por el deporte y que llevan doble vida, ya que para el la aceptación en su trabajo como entrenador no le afecto para nada, fue todo lo contrario porque todos lo apoyan a pesar de que los deportes siempre son muy machistas.